¿No encuentras trabajo? ¡Usa LinkedIn!

14 septiembre 2010

Se dice que más del 75% de las ofertas de trabajo nunca salen a la luz. Es decir, que tan solo uno de cada cuatro puestos de trabajo es cubierto mediante la publicación de dicha oferta en algún periódico o alguna web especializada como Infojobs, Monster o Laboris.

¿Y como se cubren entonces esos tres de cada cuatro puestos de trabajo? Mediante las redes de contacto profesionales. Dicho de otro modo, que la confianza que podamos generar en nuestra red de contactos tiene mucho más valor incluso que nuestro currículum o nuestros estudios.

Siendo así, debemos empezar a pensar muy seriamente en ampliar y diversificar nuestra red de contactos profesional tanto como podamos.  Hay muchas maneras de hacerlo, pero las herramientas 2.0 que hoy en día tan en auge están pueden sernos de mucha ayuda.

Pese a que son muchas las redes sociales que existen hoy en día (y que, en mayor o menor grado, pueden ayudarnos a ensanchar nuestra red de contactos), la gran mayoría están muy orientadas al ocio o a los contactos de tipo personal: amigos, familiares, conocidos, etc.

Para labrarnos una adecuada red de contactos profesional que algún día pueda proveernos de trabajo interesante, éstas redes como Facebook o Tuenti no son las más adecuadas.

Existen, sin embargo, otras redes sociales que ya han sido creadas con la intención de fomentar las redes exclusivamente profesionales. Tal es el caso de LinkedIn.

LinkedIn, para explicarlo fácil y rápidamente, es como un Facebook orientado al trabajo. Una vez registrados en LinkedIn, al igual que haríamos con Facebook, podremos ir añadiendo contactos profesionales (compañeros de estudio, profesores, compañeros de trabajo, etc.). Por otro lado, podremos igualmente introducir nuestro currículum, para que todos nuestros contactos puedan verlo y saber de nuestra experiencia e intereses.

Pero donde LinkedIn va un paso más allá y marca la diferencia es en cuanto a los servicios “especiales” orientados a lo profesional que ofrece. Estos són tan solo algunos ejemplos de las muchas posibilidades que ofrece:

– Ver los contactos de nuestros contactos, pudiendo pedirles que nos los presenten (y así ampliar nuestra red de confianza).

– Solicitar recomendaciones escritas de las personas que mejor nos conocen (y que serán visibles para cualquiera que visite nuestro perfil).

– Participar en grupos temáticos para estar más cerca (y crear nuevos contactos) de gente de nuestro sector

– Buscar empresas concretas de un sector (con diversos filtros disponibles) y ver los perfiles LinkedIn de sus trabajadores (incluso de los directivos).

– Buscar ofertas de trabajo concretas de empresas  que están en LinkedIn.

Si todavía no te haces a la idea de lo que es LinkedIn, aquí tienes un vídeo explicativo.

Como ves, todo un mundo de oportunidades esperando a un click de distancia.

Si estás interesado en apuntarte a LinkedIn, aquí tienes un tutorial muy claro y explicativo que te ayudará a hacerlo. Y cuando ya estés registrado, ¡no olvides buscar ESEC y apuntarte a su grupo de alumnos!

 

Marc Ambit

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *