Never give up, carta abierta de dos ex-alumnos de ESEC

02 febrero 2011

Estamos en tiempos de crisis. Una crisis social, una crisis económica y una crisis de la que muchos no se han percatado: una CRISIS GENERACIONAL. Somos una de las generaciones mas preparadas, donde puedes encontrar jóvenes con 25 años que tienen varias carreras universitarias, másters, experiencia internacional, idiomas y mucha energía. Pero que se encuentran frente a un sistema precario, un sistema que los intenta excluir, un sistema que a veces los repudia.  Pero ¿Por qué? No es solo la crisis económica por la que pasamos, hay que poner la mira un poco mas allá, hay que ponerse en la piel de todos los gerentes, jefes, mandatarios e incluso profesores (que muchos nos siguen enseñando conceptos ya nunca más aplicables a la sociedad y al mercado actual ) que aunque no lo admitan tienen miedo, tienen mucho miedo porque no acaban de entender esa transformación que esta sufriendo el mundo, esa desaparición de las fronteras, esa habilidad que tenemos muchos de nosotros que hace que cuando no sabemos algo, simple y sencillamente nos ponemos a buscarlo (sí, aunque sea por google). Nos encontramos frente a dirigentes tanto a nivel empresarial como social, que se sientan frente a sus escritorios y siguen creyendo que Internet sirve solo para enviar emails y ver porno, que se sienten amenazados cuando llega un jóven pidiendo trabajo, con ansias de trabajar, de ganar experiencia. No acaban de entender que ese jóven no está frente a él para quitarle el trabajo, no acaban de entender que explotando ese talento ellos también salen beneficiados. Y aquí es cuando también encontramos otra parte de esos dirigentes que si entienden ese talento y lo explotan convirtiendo el estatus de becario /practicante en una cadena perpetua. Síi amigos, nos encontramos en una situación, por qué no decirlo, “EN UNA SITUACIÓN DE MIERDA”.

Pero este post no pretende ser una rabieta y una frustración (aunque hemos de ser sinceros es difícil no orientarlo hacia esa dirección), todo lo contrario una carta de animo. De intentar recordar que crisis es igual a oportunidad. Carlos y yo (Adrià), intentaremos daros un empujón y que no os sintáis tan solos en esta batalla.

Siempre nos han dicho que los jóvenes nacidos en la generación de los 80 éramos los conejillos de indias de la sociedad; cuanta razón tenía toda esa gente. ¿Cuántas veces nos han cambiado el sistema educativo? (especialmente en el sistema español durante los últimos 20 años). Vamos a recordar: hemos estudiado en: LOGSE, ESO, LOU, EGB…. y otras tantas siglas que no alcanzamos a recordar.

Pese a todo, hemos salido la generación mejor preparada  y ahora nos encontramos con una depresión económica global, que nos cierra todas las puertas. Así que después de los esfuerzos por seguir las directrices de nuestros padres y de la sociedad en general, que nos hizo crecer bajo las grandes falacias: CUANTO MÁS ESTUDIES MÁS ALTO LLEGARAS, CUANTO MEJORES NOTAS  SAQUES MAS LEJOS LLEGARAS, PREPARATE Y TENDRAS EL MEJOR DE LOS FUTUROS. Pues bien, somos jóvenes, tenemos todos los requisitos para tener un éxito empresarial sin precedentes y…no tenemos trabajo, ni una sola oportunidad, ni el beneficio de la duda.

Ahora, esa misma sociedad que nos animaba a estudiar para ganar más y ayudar al país, nos dice que los jóvenes no tenemos ganas de trabajar, que lo hemos tenido todo, que no hemos luchado por nada, que no tenemos cultura de esfuerzo…¿seguimos?

Que nos den la oportunidad, y verán si somos capaces o no de sacar este país, Europa y el Mundo de la apatía y del conformismo en el que estamos sumidos, no solo por la crisis económica sino también por una falta de liderazgo flagrante, este mundo necesita sangre nueva.

En otros países de Europa (y ya no digamos Estados Unidos, con todos sus pros y sus contras) la solución sería ser emprendedores y llevar a cabo las ideas de negocio que muchos tenemos y que significarían un primer signo de recuperación. Pero, desgraciadamente, en España la legislación actual pone muy complicado el poder sobrevivir siendo autónomo o teniendo una pyme, cuando el propio estado debería mimarlos, ya que debemos tener en cuenta que son la mayoría del tejido empresarial del país y los que de verdad crean empleo. Y mejor no entrar en el sistema bancario donde, si eres joven, emprendedor y pides financiación para una idea, te van acusar de crímenes contra la humanidad.

¿Qué podemos hacer?

Primero, no perder la calma (respirar profundamente). Como todos sabemos, el sistema económico en el que se basa nuestra sociedad es cíclico, todo lo que sube-baja y ahora tenemos la mala suerte de ser nuevos graduados en una época de vacas flacas. Pero no importa, incluso alguno diría que mejor, por esa dicha: de fraguarse en la batalla.

En España nos encontramos una tasa de paro del 20% y una tasa incluso superior para los jóvenes (rondando el 40%) (países vecinos están mucho mejor que nosotros, pero tampoco están bien). No significa que no haya trabajo ni oportunidades para nosotros, siempre las hay. Simplemente hay que buscar mejor y tomarnos la búsqueda de trabajo con una actitud positiva y proactiva. Se acabo la época de entrar en portales de trabajo, colgar nuestro CV, apuntarnos en ofertas y sentarnos a esperar. Ahora lo que toca es socializar, relacionarse, en persona o en la red, o las dos, en busca de ese contacto que nos pueda llevar a una oferta posiblemente todavía sin publicar, o a crear la necesidad en alguien al conocer nuestras ideas, formación y expectativas.
O plantear proyectos a las empresas; no olvidemos que en los últimos 5 años y durante los próximos 10 años se van a crear y se han creado nuevos puestos de trabajo y departamentos que aún no existen o que no existían (este es un punto donde las universidades tendrían que hacer mas hincapié, sobretodo muchas Business Schools).

Un profesor de ESEC nos dijo una vez en clase que el mejor trabajo de nuestra vida no lo íbamos a encontrar enviando un CV sino a través de un contacto, el boca-oreja, por recomendación, etc… ¿Por qué no hacerle caso? ¿Por qué no recordar el famoso iceberg?
Simple: Socialicemos, ¿cómo lo hacemos? En este mismo blog tenéis un par o tres de artículos sobre como buscar trabajo en las redes sociales. Para hacerlo en persona, es básicamente la misma dinámica pero requiere desplazamientos e implicación, vergüenza cero y un poco de morro (bueno de esto ultimo bastante, pero bien servido, sin que sea descarado).

Contactad con asociaciones sectoriales, profesionales, cámaras de comercio, organismos nacionales e internacionales, bases de datos de exportadores, importadores, centros de negocios, e incluso clubes de empresarios españoles, franceses, alemanes (no importa de donde) en el exterior, Acc10, ICEX, etc…Todo cuenta. Todo lo que se os pueda ocurrir. Asistir a esas reuniones probablemente no os de un trabajo de golpe o igual sí ¿quién sabe?, pero debemos creernos que ese esfuerzo y esos contactos darán su fruto.

Filtrad las empresas que mas os interesen y al ataque. NO desistáis, por duro y desmotivador que sea  el contactar a las empresas y que no os contesten; no importa, hay mas y las empresas siempre tienen diversos puntos de acceso, solo hay que buscar la puerta idónea.

El mejor sitio para hacer contactos (funciona) son los eventos profesionales, ferias o clubes de negocios. Son eventos donde el objetivo es ese, NETWORKING. LinkedIn, Xing y Viadeo están llenos de quedadas en Barcelona (y en todo el mundo) y cada sector tiene las suyas; buscad el que mas os convenga.

Es el momento de ser imaginativos, proactivos, ser emprendedores. Si tenéis una idea, luchad por ella. Si queréis trabajar en un sector, en un departamento, luchad por ello. Tenemos las herramientas, tenemos los medios y las ganas; vamos demostrar que estamos aquí.

Señores, señoras, vamos a salir de ésta. Nos negamos a pensar que todavía en la veintena, con una buena formación, idiomas, experiencia en el extranjero y con lo mas importante, ganas de trabajar e ímpetu por cambiar las cosas y crecer, no sólo como personas sino también como profesionales, nos llamen la Generación Perdida.

Tenemos el mundo al alcance de nuestras manos, pero la pregunta es: ¿tenemos el valor de ir a por él?

Carlos & Adrià

______________________________________________________

Carlos Rodríguez y Adrià Garcia Cámara son dos ex-alumnos de ESEC. Adriá Garcia Cámara en la actualidad se encuentra trabajando como advisor en tecnologías 2.0 para diferentes empresas de los Estados Unidos. Carlos Rodriguez acaba de llegar a Barcelona despues de unos meses trabajando entre Estados Unidos y Canadá en varios proyectos.

Estamos en tiempos de crisis. Una crisis social, una crisis económica y una crisis de la que muchos no se han percatado: una CRISIS GENERACIONAL. Somos una de las generaciones mas preparadas, donde puedes encontrar jóvenes con 25 años que tienen varias carreras universitarias, masters, experiencia internacional, idiomas y mucha energía. Pero que se encuentran frente a un sistema precario, un sistema que los intenta excluir, un sistema que a veces los repudia.  Pero ¿Porque? no es solo la crisis económica por la que pasamos, hay que poner la mira un poco mas allá, hay que ponerse en la piel de todos los gerentes, jefes, mandatarios e incluso profesores (que muchos nos siguen enseñando conceptos ya nunca mas aplicables a la sociedad y el mercado actual ) que aunque no lo admitan tienen miedo, tienen mucho miedo porque no acaban de entender esa transformación que esta sufriendo el mundo, esa desaparición de las fronteras, esa habilidad que tenemos muchos de nosotros que hace que cuando no sabemos algo, simple y sencillamente nos ponemos a buscarlo (si aunque sea por google), nos encontramos frente a dirigentes tanto a nivel empresarial como social, que se sientan frente a sus escritorios y siguen creyendo que internet sirve solo para enviar emails y ver porno, que se sienten amenazados cuando llega un joven pidiendo trabajo, con ansias de trabajar, de ganar experiencia. No acaban de entender que ese joven no esta frente a él para quitarle el trabajo, no acaban de entender que explotando ese talento ellos también salen beneficiados, y aquí es cuando también encontramos otra parte de esos dirigentes que si entienden ese talento y lo explotan convirtiendo el estatus de becario /practicante en una cadena perpetua. Si amigos nos encontramos en una situación porque no decirlo “EN UNA SITUACIÓN DE MIERDA”.Pero este post no pretende ser una rabieta y una frustración (Aunque hemos de ser sinceros es difícil no orientar-lo hacia esa dirección), todo lo contrario una carta de animo. De intentar recordar que crisis es igual a oportunidad. Carlos y yo (Adrià), intentaremos dar-os un empujón y que no os sintáis tan solos en esta batalla.Siempre nos han dicho que los jóvenes nacidos en la generación de los 80, éramos los conejillos de indias de la sociedad, cuanta razón tenia toda esa gente. ¿Cuantas veces nos han cambiado el sistema educativo? Especialmente en el sistema español durante los últimos 20 años? Vamos a recordar hemos estudiado en: LOGSE, ESO, LOU, EGB…. y otras tantas siglas que no alcanzamos a recordar.

Pese a todo, hemos salido la generación mejor preparada  y ahora nos encontramos con una depresión económica global, que nos cierra todas las puertas. Así que después de los esfuerzos por seguir las directrices de nuestros padres y de la sociedad en general, que nos hizo crecer bajo las grandes falacias: CUANTO MÁS ESTUDIES MÁS ALTO LLEGARAS, CUANTO MEJORES NOTAS  SAQUES MAS LEJOS LLEGARAS, PREPARATE Y TENDRAS EL MEJOR DE LOS FUTUROS. Pues bien, somos jóvenes, tenemos todos los requisitos para tener un éxito empresarial sin precedentes y…no tenemos trabajo, ni una sola oportunidad, ni el beneficio de la duda.

Ahora, esa misma sociedad que nos animaba a estudiar para ganar más y ayudar al país, nos dice que los jóvenes no tenemos ganas de trabajar, que lo hemos tenido todo, que no hemos luchado por nada, que no tenemos cultura de esfuerzo…¿seguimos?

Que nos den la oportunidad, y verán si somos capaces o no de sacar este país, Europa y el Mundo de la apatía y del conformismo en el que estamos sumidos, no solo por la crisis económica sino también por una falta de liderazgo flagrante, este mundo necesita sangre nueva.

En otros países de Europa (y ya no digamos Estados Unidos con todos sus pros y sus cons) la solución seria ser emprendedores y llevar a cabo las ideas de negocio que muchos tenemos y que significarían un primer signo de recuperación. Pero desgraciadamente en España la legislación actual pone muy complicado el poder sobrevivir siendo autónomo o teniendo una pyme. Cuando el propio estado debería mimarlos, ya que debemos tener en cuanta que son la mayoría del tejido empresarial del país y los que de verdad crean empleo. Y mejor no entrar en el sistema bancario donde si eres joven, emprendedor y pides financiación para una idea, te van acusar de crímenes contra la humanidad.

¿Qué podemos hacer?

Primero, no perder la calma (Respirar profundamente). Como todos sabemos el sistema económico en el que se basa nuestra sociedad es cíclico, todo lo que sube-baja y ahora tenemos la mala suerte de ser nuevos graduados en una época de vacas flacas, pero no importa, incluso alguno diría que mejor, por esa dicha: de fraguarse en la batalla.

En España nos encontramos una tasa de paro del 20% y una tasa incluso superior para los jóvenes (rondando el 40%) (Países vecinos están mucho mejor que nosotros, pero tampoco están bien). No significa que no haya trabajo ni oportunidades para nosotros, siempre las hay, simplemente hay que buscar mejor y tomarnos la búsqueda de trabajo con una actitud positiva y proactiva. Se acabo la época de entrar en portales de trabajo, colgar nuestro CV, apuntarnos en ofertas y sentarnos a esperar. Ahora lo que toca es, socializar, relacionarse, en persona o en la red, o las 2, en busca de ese contacto que nos pueda llevar a una oferta posiblemente todavía sin publicar, o a crear la necesidad en alguien al conocer nuestras ideas, formación y expectativas.
Plantear proyectos a las empresas no olvidemos que en los últimos 5 años y durante los próximos 10 años se van a crear y se han creado nuevos puestos de trabajo y departamentos que aun no existen o que no existían (este es un punto donde las universidades tendrían que hacer mas hincapié, sobretodo muchas Business Schools).

Un profesor de ESEC nos dijo una vez en clase que el mejor trabajo de nuestra vida no lo íbamos a encontrar enviando un CV sino a través de un contacto, el boca-oreja, por recomendación, etc… ¿Porque no hacerle caso? ¿Porque no recordar el famoso iceberg?
Simple: Socialicemos, ¿como lo hacemos? En este mismo blog tenéis un par o tres de artículos sobre como buscar trabajo en las redes sociales. Para hacerlo en persona, es básicamente la misma dinámica pero requiere desplazamientos e implicación, vergüenza cero y un poco de morro (bueno de esto ultimo bastante pero bien servido sin que sea descarado).

Contactad con asociaciones sectoriales, profesionales, cámaras de comercio, organismos nacionales e internacionales, bases de datos de exportadores, importadores, centros de negocios, e incluso clubes de empresarios españoles, franceses, alemanes (no importa de donde) en el exterior, Acc10, ICEX, etc…Todo cuenta. Todo lo que se os pueda ocurrir, asistir a esas reuniones probablemente no os de un trabajo de golpe o igual si ¿quien sabe? pero creernos que ese esfuerzo y esos contactos darán su fruto.

Filtrad las empresas que mas os interesen y al ataque. NO desistáis, por duro que sea y desmotivador el contactar a las empresas y que no os contesten, no importa, hay mas y las empresas siempre tienen diversos puntos de acceso, solo hay que buscar la puerta idónea.

El mejor sitio para hacer contactos (funciona) son los eventos profesionales, ferias o clubes de negocios. Son eventos donde el objetivo es ese, NETWORKING. LinkedIn, Xing y Viadeo están llenos de quedadas en Barcelona (y en todo el mundo) y cada sector tiene las suyas, buscad el que mas os convenga.

Es el momento de ser imaginativos, proactivos, ser emprendedores. si tenéis una idea luchar por ella , si queréis trabajar en un sector, en un departamento luchar por ello. Tenemos las herramientas, tenemos los medios y las ganas vamos demostrar que estamos aquí.

Señores, señoras, vamos a salir de esta, nos negamos a pensar que todavía en la veintena, con una buena formación, idiomas, experiencia en el extranjero y con lo mas importante: ganas de trabajar e ímpetu por cambiar las cosas y crecer no solo como personas sino también como profesionales…nos llamen la Generación Perdida.

Tenemos el mundo al alcance de nuestras manos, pero la pregunta es: ¿tenemos el valor de ir a por el?

Carlos & Adrià

Compartir

3 thoughts on “Never give up, carta abierta de dos ex-alumnos de ESEC”

  1. Me encanta la franqueza de esta carta. Generación tras generación, los “adultos” hemos venido quejándonos de las nuevas generaciones. Ahora son ellos los que, con razón, se quejan del mundo que les estamos dejando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *