Coworking: una nueva forma de crecer

12 Febrero 2018

coworking oficina equipo - www.esencialblog.es

La era digital ha traído consigo innumerables oportunidades para emprender y ganar dinero desde casa es algo que se hace cada vez más común, el negocio de la minería de criptomonedas ha sido la salvación de miles de personas en países con economías deprimidas y los nómadas digitales se mueven por el mundo ofreciendo sus servicios a pequeñas y grandes empresas.

Sin duda alguna, un cambio muy grande en comparación a décadas anteriores, en donde era obligatorio mudarse a los grandes polos de desarrollo del planeta, si queríamos obtener una vacante en el trabajo de nuestros sueños.

Indudablemente,  para poner en marcha un negocio debemos contar con una buena idea, y si aún no la tienes, buscar consejos para emprender un negocio desde cero. Luego se debe evaluar si se cuenta con los recursos necesarios para comenzar a trabajar, y es allí donde generalmente surgen problemas, por ejemplo por no contar con una oficina o espacio de trabajo adecuado.

Es cierto que para los negocios digitales, lo más importantes es poseer un ordenador y una conexión estable a internet, pero la experiencia nos dice que trabajar en una habitación no es el mejor lugar para crecer, por diversos aspectos negativo, como por ejemplo:

  1. Tener una cama al lado de tu escritorio de trabajo o sobre la cual trabajas desde tu laptop puede inducirte a muchas horas de descanso, de alguna manera el hecho de tenerla siempre disponible logrará que aumentes el número de siestas y por ende bajes la dedicación a lo que realmente importa.
  1. Un dormitorio limita en cuanto a la atención de nuestros clientes, definitivamente no son espacios cómodos y restará seriedad a tus servicios por más profesional que seas.
  1. El aislamiento, el cual es un factor determinante, puesto que en las habitaciones por lo general se está solo o se permite el acceso únicamente a miembros de la familia, limitándose el poder de innovación que ofrece el trabajo en comunidad.

El coworking

Para comprender en qué consiste esta modalidad de trabajo, es importante conocer un poco de su historia:

El término surgió en el año 1999 y fue inventado por Brouni, sin embargo fue difundido en el 2005 por Brad Neuberg, cuando este creó el primer espacio experimental para el coworking en San Francisco, California. Este concepto fue perfeccionado más tarde cuando se da apertura a un nuevo local denominado el “Citizen Space“.

De alguna forma se pueden establecer paralelismos con los famosos “Cibercafés”, sin embargo el coworking va mucho más allá, pues su propósito no solo se limita a proveer una conexión a internet a sus usuarios, sino más bien a brindar espacios agradables y funcionales en donde, con un pago modesto por una cantidad de horas determinadas, se tiene acceso a una oficina de uso compartido, con mobiliario, aire acondicionado (o calefacción), iluminación, entre muchos otros elementos que varían en función de cada local. Solo es necesario llevar un PC o tablet y muchas ganas de poner a producir tu ingenio.

Buenos vecinos

Quizás para algunos el concepto de trabajo colectivo puede parecer contraproducente, por el hecho de tener que trabajar con la competencia a su alrededor, recordemos que estos espacios reúnen a personas que generalmente comparten intereses y que pueden dedicarse al mismo campo laboral, sin que estos tengan relación alguna.

Sin embargo es esa interrelación que surge producto de la similitud de intereses, lo que produce la magia en los locales de coworking, pues probablemente una sola persona no cuenta con todos los recursos para asumir un proyecto grande, pero a solo centímetros de distancia se puede acceder a otros como tú, a los cuales puedes sumar al proyecto, y así estar a la altura de los requerimientos de tus clientes, logrando crecer e incluso dando lugar a alianzas o al surgimiento de nuevas empresas, con el valor agregado de ser más competitivos.

Para lograr el éxito al momento de trabajar en equipo, es recomendable tener en cuenta las cualidades que debe tener el socio perfecto para tu negocio.

Hotel + Oficina

Como una combinación entre hotel y oficina definen algunos a los espacios comunitarios, esto por sus características de presentar ambientes descontracturados y con personas que trabajan en distintos rubros, pero que alquilan de forma conjunta un mismo espacio sin tener que firmar contratos, ni dejar depósitos o garantías, y donde incluso se pueden hacer amigos y tener ratos para el esparcimiento.

Además de ser espacios ideados para el emprendimiento, la premisa se centra en conformar una comunidad en donde prevalece la colaboración entre sus miembros, ayudándose entre sí con el intercambio de ideas, sin importar que estos ejecuten proyectos distintos.

Los locales destinados a éste fin se han expandido por el mundo entero, y  para el año 2014 se estimaba la existencia de más de 2.000 de ellos, y cada vez son más los empresarios que optan por llevar a sus ciudades este innovador negocio.

 

Por Edith Gómez, colaboradora externa y editora de Gananci.com

Compartir

Un comentario en “Coworking: una nueva forma de crecer”

  1. Cada vez veo más espacios de este tipo en mi ciudad (Madrid) y me pregunto si merece de veras la pena. Yo, tras mis estudios MBA me entregué al mundo freelance y trabajo en casa. Pero últimamente me están hablando mucho de coworkings de gente con mismo intereses y aficiones. Y eso sin duda puede ser un plus para mejorar la productividad. Interesante artículo, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *