La inmersión lingüística en Cataluña y el conflicto (in)existente

09 December 2012

A ver, atiendan:

  • En Cataluña no hay ningún conflicto lingüístico (el 75% de la población adulta habla los dos idiomas correctamente, fuente: Institut Català d’Estadística ).
  • El castellano no está en peligro en Cataluña (lo usa mayoritariamente un 45% de la población por un 36% el catalán, misma fuente que la anterior).
  • Los alumnos catalanes tienen el mismo nivel de castellano que los del resto de España (fuente: Generalitat de Catalunya). De hecho, el informe PISA del 2009 daba 498 puntos de comprensión lectora en castellano de media de los alumnos catalanes mientras que la media española no superaba los 481 puntos).
  • La presencia del catalán en los medios no es superior; es, justamente, muy inferior (86% de los telespectadores ve programas en castellano por un 57% que los ve en catalán, fuente: Público)
  • No hay nadie en las aulas de los colegios vigilando por si a alguien se le ocurre hablar en castellano (fuente: la pura observación, señores, la pura observación de la realidad).

Y así podríamos seguir.

Mire, le propongo algo. Si usted es de los que le apetece creer que el castellano está siendo destruido y aniquilado por el catalán en Cataluña, que está en peligro de extinción, que se prohibe a las personas hablar en castellano -¡qué digo “prohibe”!, se les quema, en pira colectiva en medio de la plaza del pueblo para regocijo de los catalanes-, si es de ésos, sinceramente, no siga leyendo. No encontrará nada que le satisfaga en este artículo de aquí en adelante.

Si, por el contrario, le interesa entender cómo funciona el sistema de inmersión lingüística en Cataluña, espero poder complacerle en unas pocas líneas.

Fue en el año 1983 cuando se gestó. Y se gestó con una máxima: “no separar nunca al alumnado por cuestión de lengua”. La intención era clara, reflotar el catalán después de 40 años de dura y violenta represión franquista. Aquí debajo les dejo una lista de los ataques directos y frontales contra el catalán, su uso y sus usuarios durante el franquismo (fuente: Wikipedia).

  • 1936 Prohibición gubernativa en Mallorca de usar el catalán a las escuelas y a los comercios, firmada por Mateu Zaforteza.[cita requerida]
  • 1938 Juan Merida es multado por el Delegado de Seguridad Interior y Orden público de Sevilla y su Provincia, por “su falta de patriotismo y descortesía por hablar en el dialecto catalán en el comedor del Hotel Itálica”.
  • 1939: Franco dice “La unidad nacional la queremos absoluta, con una sola lengua, el castellano y una sola personalidad, la española.“.[46] En consecuencia a esta política se emprenden muchas acciones como la derogación del Estatuto de Cataluña, la lucha contra rótulos, anuncios y papeles en catalán, circulares sobre el catalán en la escuela, iniciándose la más dura represión de la historia contra el catalán.
    • Orden del Ministerio de Educación Nacional donde se suprime cualquier enseñanza relacionada con la cultura catalana. Es abolida la enseñanza de filología catalana, historia moderna de Cataluña, geografía de Cataluña, Derecho Civil Catalán, historia del arte medieval catalán.[47] [48]
    • En las fábricas se instalan rótulos dónde se prohíbe explícitamente a los obreros habla en catalán.[49]
    • El Institut d’Estudis Catalans, ente normativizador del catalán, se convierte en el Instituto de la Hispanidad de Barcelona.
    • La casa de Pompeu Fabra, normativizador del catalán, del barrio de la Mercé de Barcelona es asaltada y su inmensa biblioteca personal quemada en medio de la calle.
    • Se instala un gran panel en la zona ocupada de Lérida: “Si eres patriota, habla en español“.[50]
    • 4 de febrero las planchas de edición del Diccionario General de la Lengua Catalana son destruidos por el Ejército Español.
    • Del 25 de febrero al 31 de diciembreDiferentes bandos y decretos municipales para cambiar todos los carteles y anuncios de las ciudades del catalán al castellano.
    • 7 de mayo El Capitán General de Cataluña multa a M. Casanovas Guillen con 2.000 pts por dirigirle una instancia en catalán.
    • 10 de agosto Se detiene al profesor de la UB Bellarmí Rodríguez i Arias por dar clases en Catalán.
    • 7 de septiembre El Centre Excursionista de Catalunya es obligado a cambiar su nombre al castellano.
    • 17 de octubre El cine Euterpe de Sabadell es multado y clausurado debido a que su director es escuchado hablando en catalán.
    • 28 de octubre Carta del Ministro de Gobernación, Ramón Serrano Suñer, enviada a todos los Obispos catalanes para comunicarles la nueva normativa de usos lingüísticos en la comunicación de la Iglesia con los feligreses “hasta tanto que el idioma español sea entendido por todos (lo que se logrará con una tenaz labor escolar)”.[51]
    • 25 de diciembre La representación teatral de Els Pastorets en la Garriga se hace en castellano por obligación.
  • 1940 Circular sobre el “Uso del Idioma Nacional en todos los servicios públicos” por la cual se prohíbe el uso del catalán. Orden ministerial que prohíbe el catalán a las marcas comerciales. Prohibición del catalán en el cine.[52]
  • 1941 Los Juegos Florales de Barcelona quedan prohibidos y hasta el 1970 se celebran en la clandestinidad.[40]
  • 1944 Decreto que aprueba el nuevo Reglamento notarial según el cual necesariamente hay que hacer las escrituras en castellano.[38]
  • 1945 Orden Ministerial que obliga a bautizar los barcos en castellano. Nueva ley de educación primaria que sólo permite enseñar en castellano.[38]
  • 1947 Suspendidas las ediciones de Marià Manent por estar en catalán.[38]
  • 1948, 25 de diciembre, la censura prohíbe informar de la muerte de Pompeu Fabra y no se admiten las esquelas en los periódicos.[38]
  • 1952 Se secuestra la revista Aplec. El gobernador de Barcelona, Felipe Acedo, le dice a los editores: ¿Ustedes creen que hemos hecho la guerra para que el catalán vuelva a ser de uso público?[53]
  • 1953 Se prohíbe en Valencia la revista Esclat por estar en valenciano, aunque se acaba publicando en la clandestinidad.[54] [55]
    • Se prohíbe la edición de una novela de Miquel Llor por estar escrita en catalán.[55]
  • 1955, 2 de septiembre. Fase preliminar de la segregación del Obispado de Lérida: el Decreto de la Sagrada Congregación Consistorial Cesaraugustanae et aliarum agrega los municipios catalanoparlantes de Mequinensa i Faió a la archidiócesis de Zaragoza. La segregación se completaría durante la “Transición Democrática“. La persistencia del episcopado, acompañaada de la pasividad y indiferencia del pueblo y autoridades catalanas, consiguió romper 800 años de homogeneidad del obispado de Lérida, separando la Franja de Ponent.
  • 1956 Reglamento de prisiones: Los presos solamente pueden hablar en Castellano.[38]
  • 1957 En el Registro Civil, los nombres solamente aparecerán en Castellano.
  • 1961:
    • Nuevo Reglamento de Telégrafos por el cual se prohíbe el catalán.[56]
    • La junta directiva de la Federació Catalana de Muntanyisme es destituida por la Delegación de Educación Física y Deportes en enterarse que sus asambleas se hacen en Catalán.
  • 1968 Prohibición a Joan Manuel Serrat de cantar en catalán en Eurovisión.[57]

El catalán no se había podido, durante años, hablar ni escribir con libertad. Se hacía -afortunadamente- de manera clandestina, por algunos valientes, en casa bajando la voz, pero nunca a pecho descubierto, jamás a grito pelado.

Esa Ley de normalización lingüística pretendía encontrar un modelo que recuperase el catalán de su estado comatoso sin perjudicar ni el castellano ni el nivel de aprendizaje de los escolares. La dificultad de la tarea encontró apoyo en una iniciativa exitosa puesta en marcha por el gobierno de Quebec, donde se daba un escenario muy parecido de dos lenguas superpuestas pero una en clara recesión comparada con la otra.

La estrategia era clara: que el idioma que el niño aprendía en la escuela fuera distinto al que hablaba en casa (el castellano en aquel momento). De ahí la inmersión lingüística.
¿Y cómo funciona? ¿Cómo se aplica?

¿Cómo se aplica la inmersión lingüística?

– La escolarización infantil de parvulario se hace en catalán.
– El consiguiente aprendizaje de la escritura y la lectura también se hace en catalán.
– El castellano se introduce entonces de manera progresiva a partir de los 5 años y hasta los 8.
– Se imparten clases de castellano y catalán durante la educación primaria y secundaria de manera equitativa.
– El catalán es la lengua vehicular de todas las asignaturas (a excepción hecha de los otros idiomas, inglés, castellano, etc.).

Este modelo recibió, ya en su momento, críticas debido a lo que algunos llamaron la “imposición” del catalán como lengua vehicular. Si bien en su inicio las reticencias podían ser lógicas, las críticas que hoy en día, 20 años después de su aplicación y ya con los resultados en la mano, insisten en las mismas direcciones no parecen más que a) desinformadas, b) interesadamente desinformadoras.

Precisamente, el éxito del modelo se basó en el respeto por el castellano, asegurando por encima de todo su aprendizaje correcto y que el nivel final de dominio de la lengua no fuera inferior que en otras partes del territorio español. El modelo basaba igualmente su estrategia en intentar compensar, por un lado, el enorme desequilibrio existente entre los dos idiomas entonces. Pero por otro lado, en la evidente e inevitable avalancha de medios (prensa, televisión, radio) en castellano a los que en Cataluña se podía acceder y que copaban (y siguen copando) la oferta mediática.

Sin duda, esta inmersión puede considerarse un plan de choque. La situación lo requería y cualquier medida más “blanda” no hubiera dado los resultados que se han obtenido. Sin duda, como toda terapia de choque, es agresiva, tiene aristas y hay casos individuales en los que puede haber generado conflicto. Pero alguien iluso podría querer olvidar los conflictos que podría haber generado una enseñanza obligatoria en castellano… ah, no, espere, que eso ya lo tuvimos durante cuarenta años… y sí, hubo conflictos, muchos conflictos.

La sociedad catalana avanza, día a día, en la consolidación de sus dos lenguas oficiales. Tan catalán es el que usa un idioma mayoritariamente como el otro. Así que, por mucho que les pese a algunos, no, no hay más conflicto idiomático en la enseñanza en Cataluña que aquel que quieren levantar aquellos que tienen intereses partidistas o económicos como finalidad.
Eso sí, usted puede seguir haciendo caso de los tertulianos reguleros, de los políticos que presumen de “decir las cosas por su nombre”, de los opinólogos que generan opinión, y de toda la retahíla de supuestos periodistas que no tienen el más mínimo interés en confirmar o desacreditar las fuentes que les (des)informan de las barbaridades que les llegan a sus oídos sobre un territorio, el de Cataluña, que muchos nunca han pisado lo suficiente como para conocer y del que hablan de oídas.
Marc Ambit

Share

9 thoughts on “La inmersión lingüística en Cataluña y el conflicto (in)existente”

  1. Per si de cas no queda clar: hi ha gent que no vol que retrocedeixi el català però que vol exercir el DRET (ara que està tan de moda) a escolaritzar els seus fills en llengua castellana. La llibertat és això.

  2. Gràcies, Pep! La veritat és que escriure un post sobre immersió lingüística i cometre faltes d’ortografia en castellà no té perdó 😀 Gràcies!

  3. Así pues, todo es maravilloso y los padres que llevan años luchando porque sus hijos puedan recibir educación en castellano es mentira. Pura propaganda de los fascistas españoles. El hecho de que los sudamericanos no quieran ir a trabajar a Cataluña porque son mal vistos al hablar español es otra mentira. La realidad es que Cataluña ha tenido que favorecer la invasión musulmana, que no tiene ese problema y se verá obligada a aprender el dialecto catalán. Una pena, pero a sus nietos ustedes van a entregar una Cataluña degenerada culturalmente a pesar de las imposiciones nacionalistas. Con su pan se lo coman.

    1. Creo que te vas al otro extremo, justo al contrario del que criticas. Yo nunca he negado que haya quien quiera recibir educación solamente en castellano. Tampoco he negado nada que tenga que ver con extranjeros decidiendo venir o no a Cataluña por motivos lingüísticos.
      Creo, en relación a esos temas, que cada territorio tiene sus particularidades, y esta tierra catalana tiene la cuestión lingüística como característica, al igual que tiene otras (clima, cultura, políticas, etc.) de la misma manera que le ocurre a otras tierras de España y del mundo. Algunos de esas particularidades juegan a favor y otras en contra de cada territorio. Pero, como verás, el post no iba de eso. El post iba, justamente, de desmentir las acusaciones constantes que recibe esta tierra en base a mentiras constantes (que por constantes algunos empiezan a creer ciertas), más que nada para impedir que haya quien odie sin motivo. Pero parece, a fin de cuentas, que hay mucha gente, demasiada, con ganas de odiar, a quién sea y por los motivos que sean. Si no no se entienden los tonos y expresiones usados en debates como este.

  4. Una sola pregunta sin otra respuesta que la demagogia nacionalista: ¿Por qué no se deja libertad de elección?

    Veríamos entonces cuantos son los que prefieren educarse con el dialecto barceloní o el español.

    Y por favor, no me de lecciones. He estado trabajando en Barcelona, no por necesidad de emigración sino para resolver problemas de empresa y a mis hijos les han tirado los libros a la calle por la ventana simplemente por ser de Madrid. Francamente, yo no inculco ese odio a lo español que se practica en Cataluña y muchos menos adoctrino a niños tan pequeños.

    Cuente Vd. todas las teorías que quiera que el español es perseguido en Cataluña. Hoy numerosos ejemplos contrastados imposibles de negar y a mí no me los han contado, los he vivido.

    Parece que no las tienen todas consigo respecto al lenguaje cuando lo imponen de esa manera. Demasiado saben que el castellano es el más hablado en Cataluña y lo seguirá siendo a pesar de sus intentos de crear nuevas generaciones que sólo hablen catalán.

    Dejen que las cosas fluyan con más naturalidad y no cercenen ese bien cultural que tienen la suerte de disfrutar. La personalidad catalana tiene muchas raíces de los cuatro puntos cardinales españoles que deberían conservar ya que el idioma, por sí sólo, no conforma una nacionalidad. Pueden terminar siendo un país musulmán hablando catalán y bailando sardanas con chilaba.

  5. No pretendo, ni mucho menos, darle lecciones. Tan solo contarle los motivos de la “imposición” del catalán. Mi respuesta está en el post.
    Por cierto, es muy curioso que todas esas historias de desprecio por los no-catalanohablantes siempre las cuentan gente que no ha vivido en Cataluña (no el menos demasiado tiempo, como usted). Si alguien le ha tirado los libros a sus hijos por la ventana, sinceramente, debería denunciarlos. Yo, le puedo dar mi palabra, jamás, en mi vida, he visto nada parecido, ni aquí ni en ninguna parte.

    Insisto, las respuestas a las preguntas que formula, precisamente, intenté responderlas en el post.
    Le agradezco, por otro lado, las maneras. No es común poder hablar de estos temas sin qua alguien utilice malos tonos, argumentos falsos o caiga en la mala educación.

  6. Pues verá Vd., me duele Cataluña. Me apena ese afán de exclusividad. Verá, mis padres eran andaluces, hablaban un correcto andaluz y quizás un mal castellano, pero el idioma nunca fue un signo de diferenciación. Ellos eran quienes eran y Andalucía era diferente. Lo sigue siendo y ahora lo único a que se aspira es a que los gobiernen políticos decentes porque ninguno cree que va a ser más andaluz por el hecho de que aprender a bailar sevillanas sea obligatorio ni que formar parte de España sea un lastre. En Andalucía todos -casi todos- son muy conscientes de que no es España quien los arruina sino los políticos corruptos que los vienen gobernando desde hace décadas, como en Cataluña. Se renuevan pero son todos de la misma ideología, tratando de ocultar sus excesos creando otros enemigos contra los que desviar las iras de los paganos.

    En Cataluña sus políticos han encontrado la fórmula con la independencia que les daría total inmunidad. Sería su cortijo particular donde campar a sus anchas ya que la prensa y las instituciones comen en su mano. Cesaría cualquier fiscalización externa pero nunca se desprenderán de la que debería ejercer la ciudadanía. El sueño independentista fracasará en el momento en los catalanes despierten y sean capaces de ver la realidad de lo que la burguesía política catalana está haciendo con ellos.

    Suerte. De corazón les deseo lo mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *